Mes: julio 2015

¿Cuál es tu sueño?

Hasta dónde es posible seguir los sueños o abandonarlos en el rincón hasta que las alimañas y el tiempo terminen con ellos?

Mirar un bebé es lo más hermoso que puede existir. No se preocupan por lo que quieren ser de grandes ni tampoco quién les dará órdenes. No les interesa si tendrán un fin de semana para descansar o tan sólo un día.

Qué manera tan ruin tiene el humano neoliberal con sus rutinas repetidas hasta el cansancio; actuando como zombie: levantándose todos los días tan temprano, tomando camino a su trabajo que tanto odia pero que está consciente que si lo deja no tendrá otra opción para mantenerse, usando esa máscara tan desgastada con esa sonrisa tan falsa. Que cuando le pregunten cómo está, sienta las ganas de decirles a todos cómo en verdad se siente; con deudas hasta el cuello, su armario lleno de ropa desgastada, decolorada y rota, igual que sus aspiraciones de cada año nuevo el cual se hace las mismas promesas sin cumplir año tras año, una y otra vez.

Regresa a casa y se da cuenta que no hay comida por lo que tiene que hacer las compras de conservadores y azúcares que seguirán saturando sus arterias para su sistema.

Después de todo este sueño me levanto con una pregunta; haciendo a un lado todas las posturas políticas y económicas, será posible recibir un salario justo exactamente proporcional al conocimiento y capacidad intelectual del sujeto?

Anuncios