El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.

Tendría que revisar los archivos oficiales en mis carpetas para publicar la fecha exacta en la que todo ocurrío, ya que mi memoria en muchas ocasiones me juega en mi contra y no me es posible recordar con exactitud muchos eventos relevantes, como por ejemplo cuando me surgió la idea de crear un grupo privado en la red social azul, donde la principal condición para pertenecer serían los tres pilares indiscutibles; gusto por la literatura, compartir su conocimiento y estar disupuesto/a a conocer personas de diferentes regiones, además, por supuesto por gusto o curiosidad por jugar –lo que serían los juegos literarios- . Todo esto con la base irrefutable del respeto y tolerencia en todos los aspectos sociales, culturales, étnicos, etc…

Así nació la Hermandad Internacional de Literatos Unidos con los primeros integrantes extasiados en participar, con una plantilla aproximada de 15 a 30 participantes para la primer actividad, con usuarios de diferentes países; tales como México, Argentina, Colombia, España, Perú y Chile. El modo organizacional para usuarios de nuevo ingreso que querían participar en cualquier juego era sencillo. Se subía una publicación en la que los interesados tenían que registrarse con su Nombre, nick name, país, cinco libros favoritos (leídos) e idiomas adicionales a su lengua materna que tengan interés en aprender o que manejen con fluidez.

Uno de los primeros integrantes inscritos en la Hermandad, Otto Jur de nacionalidad Colombiana se acercó a mi para solicitarme su apoyo para ayudarme a organizar a los nuevos participantes que seguían inscribiendose, además de crear en conjunto conmigo, las bases, guía con los lineamientos y reglas del juego, como también el orden del mismo. Nunca podré olvidar a este hombre tan generoso y toda la ayuda que él proporcionó.

Después de un periodo de dos semanas para recibir todas las inscripciones, dio a inicio con bombo y platillo al primer juego que sería en parejas, donde los integrantes se formaban por orden de aparición en su registro de manera descendente, dando lugar a equipos del mismo país pero de diferentes estados o países. En el juego, tendrían que compartir una canción representantiva de su estado/ región. Tendrían que compartirla con el integrante de su equipo, para que después, cada uno de ellos escogiera cinco palabras aleatoriamente de la misma. Acto siguiente, tendrían que elaborar un cuento original de una cuartilla, con la autoría de ambos en siete días de haber comenzado el primer juego. El ganador se eligiría por votaciones únicamente de todos los participantes, dando pie al primer, segundo y tercer lugar. Participaron cuarenta personas y se recibieron veinte cuentos; algunos mejores que otros, dando el banderazo de salida a lo que serián una serie de juegos originales con una asistencia increcendo, además de las altas expectativas de los integrantes por participar.

Un servidor era el administrador de dicho grupo. Me encargaba de generar contenidos, juegos literarios, guías con las intrucciones explicitas de cada juego, revisar inscripciones y varias tareas a realizar en dicha Hermandad. Era un lugar asombroso. Lleno de gente ávida por participar, compartir conocimientos y exparsir tu tiempo conociendo a personas similares. Fuimos cómplices de una verdadera unión sin división política, ni chovinismo, tan sólo personas con intereses en común, comulgandose entre hermanos.

La alta demanda de participantes interesados en ayudarme a organizar, dio pie a las Embajadas. Esto era un sitio donde se colocaba la bandera de la nacionalidad de los integrantes y allí la gente de nuevo ingreso podría encontrar con facilidad a sus connacionales; simulando la recepción del aeropuerto, esa cálida bienvenida que es un tanto difícil de explicar con palabras.

Y con este órden de ideas, quiero valer que pese a todas las atenciones recibidas por muchos de los integrantes, ayuda desinteresada que muchos más me ofrecieron para continuar con el proyecto y mis deseos más profundos de continuar incentivando la participación de los demás; yo soy el único culpable de que el grupo haya dejado de funcionar. Culpa que comparto por mi egoismo y quebrantando algunos principios básicos internos. Me excusaba diciendo de haber desconocido la magnitud que el grupo tuvo, con los más de mil quinientos integrantes de diferentes países –incluyendo anglosajones-, curiosos por saber qué era y lo que allí se hacía desde un principio. No supe darle prioridad a asuntos que lo requerían, teniendo que abdicar, dejando el espacio que creé a su suerte. Dicen que todo lo que inicia tiende a terminar es aquí donde compartiré una cita acuñada por el historiador católico británico John Emerich Edward Dalkberg Acton, más conocido como Lord Acton en 1887. En su redacción original decía:

“Power tends to corrupt, and absolute power corrupts absolutely.”

(El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente.)

Podría continuar describiendo los juegos, las actividades, el dinamismo y entuasiasmo de todos y cada uno de los integrantes, pero eso sólo lo sabemos quienes formamos parte de esa idea en la que fuimos parte. Conocí a muchas personas invaluables, importantes, reconocidas, fascinantes y siempre con algo que compartir. Rompiendo las barreras de la distancia, uniendonos como hermanos. Conservando los recuerdos de lo hermoso que fue.

Anuncios

3 comments

  1. Hola que tal, me resulta fascinante el hecho del poder del intenert de unir de cierta manera a personas ante una distancia, aún más interesante el hecho de que existan personas que no malgastan el tiempo en internet, increíble que hagan grupos de ese tipo. Ahora esa frase, me es como un llamado, no puedo evitar decir lo que pienso, es muy común en personas con una mentalidad más prospera, esto debido a que no ven las novelas que le impone el sistema, necesitamos más lectura, necesitamos despertar y quitar la venda de los ojos, habia escrito una mejor entrada pero actualizo la página, viene a mi mente la burda canción de Molotov-Gimme the power “si le das más poder al poder más duro te van a venir a c22222” como dije más burdo, pero buen ejemplo de que necesitamos luchar por cambiar, Saludos cordiales, su estimada Dulcinea. 🙂

    1. Estimada Dulcinea:
      Concuerdo y no con usted, puesto que desde comienzos del siglo XX como usted sabrá, cual acción en cadena se desarrollaron las primeras revoluciones en todo el mundo; cargando como estandarte la inconformidad de los pueblos por el despotismo y marginación social; además de un gran etcetera que a la fecha continuan vigentes.
      La explotación a la clase obrera aunado a la precaria sensibilidad humana han sido la punta del iceberg de los principales problemas sociales. Me dijeron por allí, “La vida no es justa, acostumbrate a ello”. Y por más manifestaciones sustentables, la respuesta casi siempre es nula. Pienso que lo realmente necesario es una revolución cultural. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s