Cuando cerraste los ojos

tumblr_m7ez8x5VBi1qfetoho1_500

Flotando entre rarezas me encuentro en el mismo bote desgastado observando el color tenue de las miradas aproximándose a chocar con los remos de la incertidumbre vaguedad del notorio lugar y un rincón más abismal. Espectador de interminables batallas épicas como la realidad vs.  la realidad simulada que se encuentra implementada dentro de los ordenadores y redes digitales  donde los ecos vociferan libertad con notable incongruencia hiriente.

Inútil es criticar más las redes sociales o peor aún el sistema político-económico actual que con una forma de plutocracia, diverge fuertemente la democracia con arreglos políticos  influenciados de manera significativa en voluntad e intereses únicos.

Siendo que infinidad de autores y profesionales lo han profesado como así bien lo mencionó  el físico considerado como el científico más importante del siglo XX. – “Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad “El mundo solo tendrá una generación de idiotas.”-

El ser humano del siglo XXI sólo quiere una cosa… “querer” porque no importa lo que tenga que hacer para conseguirlo, una vez obtenido, carecerá de valor y buscará otro objetivo para querer tener o querer ser, muestra de ella son las  tribus urbanas  que según sociólogos y psicólogos han  detectado 25 diferentes grupos aunque algunas son subgrupos ya que son parecidas pero no exactamente iguales; donde su formación tiene que ver mucho con el Internet y los medios de comunicación, que hacen que cada vez haya más chicos. Su clasificación tiene que ver con su situación socioeconómica, pero hay una mezcla. En la generalidad se puede llegar a decir que los llamados chakas y los cholos son de una clase social media tirando a baja, mientras que los hipsters y los emos son chicos de clase media alta. Pero igual es importante aclarar que en muchos casos los estratos sociales conviven en las diferentes tribus. Aunque hay  una diferencia notable, ya que la rebelión contra el sistema no es como la que hizo en la década del ’60 o ’70, cuando se buscaba cambiar el mundo y se marcaba una clara postura contra la guerra. Estas nuevas tribus urbanas son el reflejo fiel de la posmodernidad, tienen un gran desencanto con el mundo y sólo les interesa sobrevivir y pasarla lo mejor posible sin involucrarse en temas sociales o ideológicos, no buscan cambiar nada. Sólo se busca la atención. Pero se les ridiculiza, sobre todo en televisión.

La falta de identidad es tan grande que tanto hombres como mujeres queremos ser como el cantante de moda, sentirse como la actriz de novedad, querer verse como ellos. Usar lo que usan, vestir lo que visten, comprar lo que compran, comer lo que comen.

Ayer vi la muestra más interesante de humildad, respeto y unidad en un vagón del metro; aproximadamente nos encontrábamos de 40 a 55 personas, mientras vamos en nuestro largo viaje esperando llegar a nuestros correspondientes destinos, vemos el pasar de mercancía que los vendedores llevan en mano, desde música hasta juguetes y comida. Es entonces que en una estación, toca el turno de una señora de edad avanzada vendiendo pasitas de chocolate. Un hombre se paró y le llamó a la señora, habiendo llegado con él, le pidió que le acompañara y así fueron con las primeras personas del vagón. El hombre le pedía bolsas de pasitas a la señora y en lo que se las daba, él se las iba pagando. Sin preguntarle a la gente si las querían, él continuaba repartiendo las bolsas hasta terminar, cubriendo el importe de todas y cada una de ellas a la señora.

Al terminar, mencionó lo siguiente:

–          “No me importa si quieren las pasitas o no.

–          La acción que acabo de tener fue porque al igual que ustedes estoy harto de quejarme de todo y no hacer nada, porque de lo mal que está el mundo, no hay nada peor que seres humanos deshumanizados, indiferentes y egoístas. Jóvenes que día a día van perdiendo el respeto hacía ellos mismos y hacia los demás.

–          Que las pasas representen mi contribución hacia un lugar mejor y espero que me ayuden a difundir el mensaje de paz, igualdad y contribución hacia el ser humano sin importar su edad, sexo, raza, religión o nivel socioeconómico.!”

Lo peor que gente retrógrada, ignorante, pseudointelectual, conformista, racista,  pedante, orgullosa y un gran etcétera es carecer el sentido de la humildad e indiferencia hacia los semejantes.

TECH

 

 

 

 

¡Desconéctate del Internet para conectarte a la vida real!

Título de ésta entrada inspirada por
Autor: Austin TV
Álbum: Caballeros del albedrío
Año: 2011
Origen: Distrito Federal, México

Caballeros-del-albedrio

Anuncios

3 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s