Hay gente tan pobre que lo único que tiene es dinero

2334798456_8915574f34

Sonrisas en demasía se desprenden del rostro de la clase media y clase alta importando poco si éstas son verdaderas o hipócritas, al final sonreirán más que los meses anteriores.  Ya sea por el regalo del intercambio, los familiares que no se han visto o el regalo que pidió recibir.

El más afortunado es el cubo de basura donde llega a terminar gran parte de la comida que los niños pequeños no quisieron probar, el postre que la tía no pudo degustar por eso de la digestión o el papel  para envolver que se junta en muchos pedazos inmiscuido con un sentimiento incuestionablemente consumista para externar el cariño y afecto por alguien más mientras que las cajas registradores junto los escáner no dejan de sonar, filas y filas de gente esperando a parar es el resultado de cubículos o estantes de ropa que se comienzan a vaciar habiendo muchas prendas tiradas al azar, los juguetes tienen un incremento fácil del  35 – 50 – 100%, los bancos cerrados están, las autopistas con un tránsito pesadísimo donde-quiera que se vaya y mientras un niño estira la mano mientras la luz roja del semáforo está prendida, ocho de cada diez carros le repiten lo mimo: – “no tengo ´mijo, ´pa la vuelta”. De lo más recóndito en los hogares de México, se saca la misma caja de todos los años empolvada y cubierta de telarañas con los mismos propósitos; bajar de peso, dejar los vicios, ahorrar dinero, viajar por el mundo, saldar las deudas, conseguir a una pareja y un gran etcétera  que sólo queda en eso… propósitos.

Dicen que de tres a seis kilogramos es el aumento de peso que un adulto tiene en promedio en fechas decembrinas y festividades de año nuevo donde cualquier momento es bueno para ver a esa amistad con la que tantas ocasiones se trata de acordar pero nunca se llega a nada hasta que a muchas personas sin explicación alguna quieren hacer eso y todo a la vez. También dicen que se necesitan de veintiún días para cambiar un hábito cual sea.

Se  me ha quitado las ganas tan trilladas por repetir lo mismo de tantos años, si quieres hacer algo tan sólo hazlo y no esperes el año siguiente.

Título de ésta entrada inspirada por

“la indiferencia social  y  doble moral”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s