Live is Life

 

Nunca dejamos de ser niños, con el paso del tiempo, tan solo cambiamos de juguetes

Cuando a una persona le preguntan sobre algo en particular, su respuesta puede ser afirmativa como una negación de igual manera puede revirar con otra pregunta o tomarse mucho tiempo para responder.

Si la cuestión que me hacen es sobre mi película favorita puedo decir sin vacilar que fue, es y será Toy Story por muchos motivos empezando con un incentivo o legado tan basto que me dejó para mi corta edad pues no fue impedimento para poder apreciar uno de los primero largometrajes animados por computadora excelentemente realizados logro mediante el trabajo de diseñadores como colaboradores y creativos con los que me sentí identificado. Aunado el soundtrack con canciones originales, cada detalle que imprimieron en el filme que para rematar ni hablemos del guion.  Podría decir que, un niño común y corriente podría haberse percatado en un vaquero hablando mientras que en la misma escena yo veía el efecto creado en los ojos de Woody además de escuchar cada línea con el actor mexicano de doblaje para Latinoamérica Carlos Segundo La voz de Goofy, Alf & Profesor Severus Snape. Aprendí que es lealtad, reconocer mis errores, el significado de amistad como aceptar que todos somos Juguetes y la edad no es impedimento para lograr conquistar tus aspiraciones y objetivos. Con todo esto y más puedo expresar mi razón del por qué ésta sería mi película favorita.

Pienso que nunca dejamos de ser niños, el problema  es que muchos olvidan como era serlo.
Con base en lo anterior se sobrentiende a lo que me quería dedicar; Ser colaborador de Pixar con la ilusión de querer enseñarle a las próximas generaciones lo que una sola película me pudo mostrar. Haciendo un esfuerzo por recordar lo qué ser niño era, la lluvia de ideas no se hace esperar arrogando los primeros resultados como: diversión, inocencia, risas, despreocupaciones, comer, dormir, jugar, aprender, cuestionar todo y de tanto que viene a mi mente, la lluvia de ideas se derrama en un mar de sueños e ilusiones que no podrían terminar de mejor manera.

¿Por qué no querer dejar de ser niño?

Porque los niños no mienten, les enseñamos a mentir.
Porque los niños no roban, les enseñamos a robar.
Porque los niños no les interesa que significa el dinero, les enseñamos que sin el no pueden comprar.

Y porque yo fui una vez niño pero de tantas cosas que me ensañaron su significado, nunca entendí la definición de palabras como:

Respeto, Sociedad, Democracia, Cambio, Felicidad, Madurez, Tiempo, Distancia… vida.

¿Qué es vida?

Tan sólo empiezo a transcribir lo que la sociedad me dictó e inmediatamente se contradicen sus ideas y sus palabras chocan entre sí, partiendo de la percepción de muchas personas a las que les pregunté su respuesta fue: “Vida es hacer lo que quieres hacer de manera autónoma, libre, consciente y decidida para encontrar la felicidad.” Chale, Se escucha bien jalado Como si fueran las monedas de oro al final del arcoiris o peor aún la búsqueda del Santo Grial.

Quizás a quince especialistas les he formulado la misma pregunta sin recibir respuesta pronta y es que hace como un año fue cuando comenzaba a perder el sentido de la vida donde un día en la biblioteca sin querer o con intención saltó a mi vista un título de Viktor Frankl que a la postre me haría desvariar pues además de enseñarme el verdadero significado del valor y no ser quejumbroso cuando no se tiene porqué serlo también aprendí a despreciar a los inhumanos insensibles con todo y sus comentarios antisemitas por más broma que sean, pero a su vez despertó en mi un sentimiento más de curiosidad por el sentido mismo.

Haciendo a un lado un poco todo esto para basarnos únicamente en hechos concretos conocidos como la ley de la vida, o el proceso humano y sus etapas: Naces, Creces, te reproduces y mueres. Teniendo en cuenta  infinidad de personas que no logran completar el ciclo o dicha ley.

Innumerables ocasiones me he preguntado ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? y ¿A dónde voy?, pero comienzo a creer que la verdad nunca sabré la respuesta hasta que la conozca.  Ya que vivo en un mundo estigmatizado que gusta de mentir y hacer monótona y miserable su rutina, engañando al débil, pisoteando al pobre, menospreciando con su grandeza de ignorancia. Manipulándonos cual juguetes de segunda mano, imponiéndonos cómo vestir, cómo hablar, cómo comportarnos, qué usar y que vivamos en busca de la felicidad, que trabajemos, que estudiemos, que tengamos una familia. Qué mientras más dinero se tenga, se obtiene más poder para ser feliz.

Les pregunto a esas personas;

¿Has hablando con algún invidente?

¿Has tratado de comunicarte con algún carentes de capacidad auditiva y vocal ?

¿Has compartido tu tiempo para aprender de las vivencias de un vagabundo?

¿Has abrazado a algún anciano solitario sin razón?

¿Has compartido tú cultura con algún extranjero?

¿Has dejado de pensar en ti ayudando a tú prójimo?

¿Has hecho algo sin buscar el merito o reconocimiento?

¿Has pensado alguna vez si todo lo que tienes, lo mereces?

¿Has hablado con algún desconocido?

¿Has aparentado ser alguien qué no eres?

¿Has convivido con tu soledad?

¿Has valorado tu tiempo?

¿Has recordado el cumpleaños de tus mejores amigos sin la ayuda de redes sociales Internet?

¿Has asistido a enfermos terminales?

¿Has sido responsable contigo mismo?

¿Has hecho todo lo que te has predispuesto?

¿Has logrado discernir entre el bien y el mal?

¿Has logrado descifrar quién eres?

… ¿Has sido feliz?

Tratando de hacer un recuento de mis logros, por más que rasguño sólo llego a tomar con el fondo de la caja encontrando un baúl de madera roída con la bandera de estados unidos donde al abrirla aparecen dos conglomerados, el primero con el logotipo de Reader’s Digest y Discovery Channel respectivamente. Ocupan mucho espacio, pero continúan vacíos mis bolsillos mientras los dueños engrandecen sus respectivas fortunas mientras yo, continuaré haciendo lo que peor se hacer escribir y cantar.

Título de ésta entrada inspirada por
Autor: Opus
Álbum: Live is Life
Año: 1984
Origen: Austria

Anuncios

One comment

  1. Creo que la felicidad es algo relativo, como puedes encontrarlo desde conocer a tu artista preferido, ver el mar, lograr tus metas hasta en un montón de dinero. Desde que somos niños nuestros padres se encargan de darnos valores, obligaciones y responsabilidades y nada mas de nosotros depende si tomamos lo bueno y lo malo.
    Igual y todos anhelamos que regresaran esos tiempos maravillosos de la niñez, donde la única preocupación era hacer la tarea. 🙂
    Bueno solo mi opinión, saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s