Mes: octubre 2012

“#YoSoy132 y el espectáculo de la democracia”

Frente a una organización que ensaya una democracia directa y participativa, los medios al servicio del poder y el poder al servicio de los medios, se esmeran por construir cabezas ficticias cuyo discurso se acopla con comodidad a la cartelera de la simulación democrática. La política de la imagen que ayudó a construir el producto presidencial, inventa ahora la imagen telenovelera de muchachos críticos cuyo discurso se adapta con comodidad al teatro democrático. El sistema telepolítico se aprovecha de la miseria ética de los sujetos que se prestan para ello. La crítica más peligrosa que un movimiento social puede hacer a las estructuras tradicionales del poder es organizarse de forma descentralizada, democrática, horizontal y efectiva. Es peligrosa porque exhibe el autoritarismo de las estructuras de los partidos políticos, los sindicatos charros y los medios de comunicación, pero además es estratégica porque es el mecanismo más efectivo contra la infiltración y la cooptación. Con formas organizativas no centralizadas, se pueden cooptar individuos pero no al movimiento. De fondo, el problema del circo telenovelero que Televisa presenta como “debate político” en el Programa Sin Filtro es la ridiculización de la protesta social, es la manipulación mediática que sirve para simular una aparente apertura democrática en los medios y para deslegitimar las demandas que han articulado amplias movilizaciones, aquellas que apuntan, con acierto, a la malsana colusión entre el poder político y mediático en este país. Lo que vivimos es una readaptación de las formas tradicionales de cooptación. Cuando el telepoder no puede intervenir en la organización social, incorpora a su programación una versión aligerada, cómoda y ridícula de la crítica. En un país marcado por el dolor y la muerte, la violencia y la corrupción, la colusión de la clase política y empresarial  con el crimen organizado; en un país donde el Estado reprime violenta y cínicamente como sucedió en Michoacán; en un país donde se pretende legalizar la explotación y el abuso de los trabajadores mediante la reforma laboral; en un país donde la lucha por la autonomía y la defensa de los territorios indígenas es acallada con fuego  y sangre;  en un país donde un represor, ligado con el narcotráfico y que gobernó el estado con más feminicidios, pretende ocupar la silla presidencial con el favor de los medios de comunicación, no podemos permitir que nos distraiga la telenovelización de la protesta social.

En el país de las ficciones hasta la cooptación es simulada. Televisa se queda con los personajes que inventó. En el país del corporativismo, la tranza y la cooptación, un movimiento que pretende la democratización auténtica del país, no puede dejar de celebrar que ha aportado alternativas a la forma jerárquica y centralizada de organizarse. La lucha contra la concentración del poder en la deliberación sobre los asuntos públicos, es la mejor estrategia contra la cooptación y los intentos de desarticulación de la manifestación social. El Movimiento #YoSoy132 sigue trabajando, a pesar de la ofensiva en su contra, que ahora presenta la cooptación como un espectáculo mediático. No somos la caricatura que Televisa vende de nosotros. La creatividad, el arte y la espontaneidad con la que miles de personas en todo el país se reúnen en asambleas y grupos de trabajo, es la verdadera cara del movimiento. Es la lucha por la democratización del país y contra el neoliberalismo. El movimiento 132 quiere transformar la vida política del país desde una visión apartidista, pacífica, plural y democrática. Somos estudiantes, trabajadores, indígenas, migrantes, maestros, periodistas, amas de casa, jóvenes, ancianos, campesinos y artistas, todos dispuestos a caminar, escuchar y aprender de otros. Somos la lucha cotidiana por un país donde quepamos todos. Nuestra voz y nuestras demandas no caben en la estrechez de sus pantallas ni de sus poderes. No queremos las migajas del poder, queremos  justicia y libertad para construir una democracia auténtica. El movimiento no tiene líderes porque somos una voz de voces, un tejido de inquietudes, un paso en un camino que no es sólo nuestro y en el que, afortunadamente, no hay marcha atrás.

Escrito por: Mariana Favela @favulas. Estudia el Doctorado en Filosofía de la Ciencia. Pertenece a la Asamblea de Posgrados UNAM #YoSoy132.  

Fuente: http://www.sinembargo.mx/26-10-2012/410623.

Anuncios

Live is Life

 

Nunca dejamos de ser niños, con el paso del tiempo, tan solo cambiamos de juguetes

Cuando a una persona le preguntan sobre algo en particular, su respuesta puede ser afirmativa como una negación de igual manera puede revirar con otra pregunta o tomarse mucho tiempo para responder.

Si la cuestión que me hacen es sobre mi película favorita puedo decir sin vacilar que fue, es y será Toy Story por muchos motivos empezando con un incentivo o legado tan basto que me dejó para mi corta edad pues no fue impedimento para poder apreciar uno de los primero largometrajes animados por computadora excelentemente realizados logro mediante el trabajo de diseñadores como colaboradores y creativos con los que me sentí identificado. Aunado el soundtrack con canciones originales, cada detalle que imprimieron en el filme que para rematar ni hablemos del guion.  Podría decir que, un niño común y corriente podría haberse percatado en un vaquero hablando mientras que en la misma escena yo veía el efecto creado en los ojos de Woody además de escuchar cada línea con el actor mexicano de doblaje para Latinoamérica Carlos Segundo La voz de Goofy, Alf & Profesor Severus Snape. Aprendí que es lealtad, reconocer mis errores, el significado de amistad como aceptar que todos somos Juguetes y la edad no es impedimento para lograr conquistar tus aspiraciones y objetivos. Con todo esto y más puedo expresar mi razón del por qué ésta sería mi película favorita.

Pienso que nunca dejamos de ser niños, el problema  es que muchos olvidan como era serlo.
Con base en lo anterior se sobrentiende a lo que me quería dedicar; Ser colaborador de Pixar con la ilusión de querer enseñarle a las próximas generaciones lo que una sola película me pudo mostrar. Haciendo un esfuerzo por recordar lo qué ser niño era, la lluvia de ideas no se hace esperar arrogando los primeros resultados como: diversión, inocencia, risas, despreocupaciones, comer, dormir, jugar, aprender, cuestionar todo y de tanto que viene a mi mente, la lluvia de ideas se derrama en un mar de sueños e ilusiones que no podrían terminar de mejor manera.

¿Por qué no querer dejar de ser niño?

Porque los niños no mienten, les enseñamos a mentir.
Porque los niños no roban, les enseñamos a robar.
Porque los niños no les interesa que significa el dinero, les enseñamos que sin el no pueden comprar.

Y porque yo fui una vez niño pero de tantas cosas que me ensañaron su significado, nunca entendí la definición de palabras como:

Respeto, Sociedad, Democracia, Cambio, Felicidad, Madurez, Tiempo, Distancia… vida.

¿Qué es vida?

Tan sólo empiezo a transcribir lo que la sociedad me dictó e inmediatamente se contradicen sus ideas y sus palabras chocan entre sí, partiendo de la percepción de muchas personas a las que les pregunté su respuesta fue: “Vida es hacer lo que quieres hacer de manera autónoma, libre, consciente y decidida para encontrar la felicidad.” Chale, Se escucha bien jalado Como si fueran las monedas de oro al final del arcoiris o peor aún la búsqueda del Santo Grial.

Quizás a quince especialistas les he formulado la misma pregunta sin recibir respuesta pronta y es que hace como un año fue cuando comenzaba a perder el sentido de la vida donde un día en la biblioteca sin querer o con intención saltó a mi vista un título de Viktor Frankl que a la postre me haría desvariar pues además de enseñarme el verdadero significado del valor y no ser quejumbroso cuando no se tiene porqué serlo también aprendí a despreciar a los inhumanos insensibles con todo y sus comentarios antisemitas por más broma que sean, pero a su vez despertó en mi un sentimiento más de curiosidad por el sentido mismo.

Haciendo a un lado un poco todo esto para basarnos únicamente en hechos concretos conocidos como la ley de la vida, o el proceso humano y sus etapas: Naces, Creces, te reproduces y mueres. Teniendo en cuenta  infinidad de personas que no logran completar el ciclo o dicha ley.

Innumerables ocasiones me he preguntado ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? y ¿A dónde voy?, pero comienzo a creer que la verdad nunca sabré la respuesta hasta que la conozca.  Ya que vivo en un mundo estigmatizado que gusta de mentir y hacer monótona y miserable su rutina, engañando al débil, pisoteando al pobre, menospreciando con su grandeza de ignorancia. Manipulándonos cual juguetes de segunda mano, imponiéndonos cómo vestir, cómo hablar, cómo comportarnos, qué usar y que vivamos en busca de la felicidad, que trabajemos, que estudiemos, que tengamos una familia. Qué mientras más dinero se tenga, se obtiene más poder para ser feliz.

Les pregunto a esas personas;

¿Has hablando con algún invidente?

¿Has tratado de comunicarte con algún carentes de capacidad auditiva y vocal ?

¿Has compartido tu tiempo para aprender de las vivencias de un vagabundo?

¿Has abrazado a algún anciano solitario sin razón?

¿Has compartido tú cultura con algún extranjero?

¿Has dejado de pensar en ti ayudando a tú prójimo?

¿Has hecho algo sin buscar el merito o reconocimiento?

¿Has pensado alguna vez si todo lo que tienes, lo mereces?

¿Has hablado con algún desconocido?

¿Has aparentado ser alguien qué no eres?

¿Has convivido con tu soledad?

¿Has valorado tu tiempo?

¿Has recordado el cumpleaños de tus mejores amigos sin la ayuda de redes sociales Internet?

¿Has asistido a enfermos terminales?

¿Has sido responsable contigo mismo?

¿Has hecho todo lo que te has predispuesto?

¿Has logrado discernir entre el bien y el mal?

¿Has logrado descifrar quién eres?

… ¿Has sido feliz?

Tratando de hacer un recuento de mis logros, por más que rasguño sólo llego a tomar con el fondo de la caja encontrando un baúl de madera roída con la bandera de estados unidos donde al abrirla aparecen dos conglomerados, el primero con el logotipo de Reader’s Digest y Discovery Channel respectivamente. Ocupan mucho espacio, pero continúan vacíos mis bolsillos mientras los dueños engrandecen sus respectivas fortunas mientras yo, continuaré haciendo lo que peor se hacer escribir y cantar.

Título de ésta entrada inspirada por
Autor: Opus
Álbum: Live is Life
Año: 1984
Origen: Austria

Quisiera estar tan ciego como ayer

“Vemos más nunca observamos,

Oímos más nunca escuchamos,

Tocamos más nunca sentimos,

Tragamos más nunca degustamos”.

 

ADVERTENCIA

Los países que adoptaron o tuvieron que adoptar la gran mayoría por imposición  la lengua española como oficial, se rige por el Diccionario de la Real Lengua de la Academia Española (DRAE) aunque cabe aclarar que los países hispanoamericanos, para enriquecer su cultura y diferenciarse de las demás han establecido modismos, expresiones o palabras que al pasar de los años van añadiendo a sus respectivos diccionarios de manera oficial. Es ahí el lugar correcto donde se puede encontrar el significado preciso más no sustancial de la palabra en cuestión. Como es posible que la gran mayoría lo sabe; dirigiéndome para aquellos que lo desconocemos. Si una persona le pregunta a otra, cuál es el significado de alguna palabra ésta dirá:

“Creo que …”

“Pienso que …”

“Para mi es …”

En caso específico a eso me refiero, a la indecisión, incoherencia  e ignorancia a la cual el lenguaje ha sido sujeto;  de tal manera hoy en día es la reacción misma con la que nos comunicamos.

–          Oye, “quería” preguntarte algo…

–          Hola, te hablaba para….

 ¿Por qué seguir insistiendo en utilizar los verbos en pasado cuando su acción hace referencia a algún hecho del presente al cual queremos abocar? – una vez más tomo una bocanada de aire y lo exhalo para poder maldecir una vez más a la doble moral- Aunque muchos lo saben, lo continúan haciendo. Citaré otro de los tantos ejemplos que me producen conflicto, partiendo desde ahí por la búsqueda insaciable del triunvirato de la muerte.

Tiempo – Relativo

Felicidad- Subjetiva

Religión – Justificación

A mi parecer, el ser humano del Siglo XXI es despreciable, egoísta, incomprendido, apático, monótono, insaciable, exasperarte  entre otros mientras los demás buscan de modas que seguir para continuar engañándose y así “sentir” una efímera felicidad. La palabra sentir la puse entrecomillada con propósito de exponer otro ejemplo cuya palabra no se asocia con su definición.

¿El ser humano siente? Y siendo así, ¿Qué siente?

 Según la DRAE, Sentir es experimentar sensaciones producidas por causas externas o internas aunque las acciones últimas en las que he sido sujeto, las personas que la utilizan asocian el significado  único y de manera especial a todo afecto consigo mismo o cualquier semejante de su misma especie. Imagina el siguiente escenario donde estás digiriendo tus alimentos específicamente en un lugar público y un niño o en su defecto un par sin recursos, desamparado y excluido;  se acercan a ti de la manera más abrupta, solicitándote dinero para comer. Quizá tu respuesta, es la misma que muchos siendo ésta:

–          ¡Hay, sentí feo!

¿Y cuál fue la solución que hiciste para resolverlo? La gran mayoría se limita a responder que su recurso mediato fue lástima, pues bastaron diez minutos para haber olvidado lo sucedido.

Nos excusamos de creer conocer todo cuando nuestras acciones nos desmienten.

[Ayer precisamente me hicieron una Advertencia, -y aunque no quise saberla, me la hicieron llegar- entonces me vino en mente esta entrada sobre Advertencias. ]

Título de ésta entrada inspirada por
Autor: Los Bunkers
Álbum: Barrio Estacion
Año: 2008
Origen: Concepción, Chile

Andén

Todavía durmiendo voy
Con mi sombra fija en el andén
Mi cabeza en el vidrio está
Golpeando sin saber que hacer

Y ya no sé muy bien
Desde hace tiempo
Qué es lo que quiero
Tal vez nunca lo sabré

Nada limpio puedo sacar
De amores que vienen y van
Nunca dejan a cambio más
Que un mal sueño del que despertar

Toda una eternidad
Llevo esperando
Que alguien me explique con acciones qué es amar

Hace muchos años que no entiendo
Hacia donde me ha llevado el viento
Si ya nada pudo ser
Más que como fue
Quisiera estar tan ciego como ayer

Todavía durmiendo estoy
No me queda mucho más que hacer
Ni siquiera puedo encontrar
Algún rostro que reconocer

Toda una eternidad
Llevo esperando
Que alguien me explique con acciones qué es amar

Hace muchos años que no entiendo
Hacia donde me ha llevado el viento
Si ya nada pudo ser
Más que como fue
Quisiera estar tan ciego como ayer

Yo por eso me quejo y me quejo…

Hace casi una semana tuve una de aquellas conversaciones con mi mejor amigo de las cuales no importa si estás sentado o parado, fumando o bebiendo, mirando u observando porque al final sólo estás escuchando. Nuestra platica fue de menos a más, donde le hice saber muchas cosas. En parte, como respuesta muy sutilmente expondré el tema que nos cae como cubo de agua helada.

“En ésta sociedad, la doble moral es la puta por excelencia, se prostituye con todos y para todos”.

Innumerables personas me han platicado como era México hace cincuenta años; mientras paso saliva con algo de esfuerzo tratando de recrear lo anterior aunado las dos décadas y un poco más presenciadas por mi para así poder mediar el contraste que el resultado arroja, porque lamentablemente no es problema único de países en vías de desarrollo, sino de una tendencia catastrófica con un déficit exponencial de igual o peor magnitud de manera mundial incluyendo potencias. La sociedad como se conocía (específicamente en México), se ha venido fraccionando hasta llegar al punto en el cual hoy nos encontramos a lo que podríamos llamar como una descomposición o putrefacción avanzada in crescendo donde los cambios generacionales van estigmatizando contiguamente, despojando mediáticamente siendo arrinconadas las muestras de civismo y respeto; quedando monstruosamente marginado nuestro entorno.

El tema cultural es vital aunque de ninguna manera es justificable con las acciones expuestas más adelante pues en el tiempo que hago referencia (medio siglo), el nivel de Analfabetismo rebasaba la media; “era un lujo saber leer y escribir ni se imaginé lo que era terminar la secundaria”, dicen. Sin embargo su falta de preparación académica no tenía relación conductual alguna ya que se relacionaban todos entre sí con una amabilidad tan vital y respetuosa,  creando un ambiente cálido lleno de cordialidad, incesante gentileza con un mensaje claro de ayudar a todo aquél que necesitase de ayuda. Hoy en día, nada es como ayer, las áreas verdes se convirtieron en lugares donde la gente asiste cinco días a la semana y oprimen teclas al unísono, las risas de los niños cesaron por la sinfonía del claxon en el tráfico exasperante, el televisor sustituyó aquellas conversaciones familiares a la hora de la comida, “bien/gracias” se convirtió en una sola palabra que respondemos por costumbre cuando alguien saluda. Hasta me quitaron el gusto de rencontrarme con una persona que tiempo atrás veía, gracias a Facebook. Ya no hay mentes dóciles, olvidaron como es ser niño y divertirse jugando. Las buenas costumbres, pedir perdón, permiso para pasar, saludar a gente desconocida.

Dice Lilia Merodio;
“Un misántropo es alguien que tiene especial repulsión por el ser humano; no le podemos llamar fobia porque no es un temor como es el pánico a las alturas o a los lugares cerrados. Es más complejo, los filósofos se han ocupado de definirla y los psicólogos de analizarla; ambos hacen distinciones de otras conductas con rasgos semejantes; como el pesimismo de los existencialistas. Sobre la misantropía Schopenhauer decía que la existencia humana es una especie de error, pero era condescendiente hacia ella pues finalmente todos la padecemos. Kant aseguraba que nada bueno se puede esperar de la naturaleza tortuosa de la humanidad; Séneca, contemporáneo de Jesucristo, dijo que se había vuelto más egoísta, apasionado, cruel e inhumano porque estuvo entre los hombres. “Nietzsche, en Así hablaba Zaratustra, menciona que así como el mono provoca la risa de los hombres, el hombre es motivo de vergüenza dolorosa para el ‘superhombre’. No te quiero contar qué decía Sartre porque corremos el riesgo de arrojarnos al vacío. Pero con quien más estoy de acuerdo es con Ortega y Gasset; para él, la ‘costumbre de hablar a la humanidad, que es la forma más sublime y, por lo tanto, más despreciable de la democracia, fue adoptada por intelectuales descarriados, ignorantes de sus propios límites; y que siendo por su oficio los hombres del decir, del logos, han usado de él sin respeto ni precauciones, sin darse cuenta de que la palabra es un sacramento de muy delicada administración’.

 

EGOÍSMO, Un día en México

Cada mañana para dirigirme al trabajo debo tomar dos camiones y el transporte colectivo metro.

No logro entender la siguiente escena cuando subo al cambión (bus), pese a estar desocupados los lugares, todos se sientan en una banca vacía del lado del pasillo; (aproximadamente hay ocho bancas con capacidad para dos personas cada una y al fondo una barra con capacidad de cuatro o cinco.) Y si llegas a pedir permiso para poder sentarte del lado de la ventana, mismo espacio vacío de la banca, recibes una cara de desprecio y ligeramente se menea para que puedas pasar.

Una vez dentro en el Metro (subway), espero al vagón para asimilar la segunda escena donde todos se empujan para llegar a sus determinados destinos, mientras se arrejuntan calculando cual será una de las puertas del vagón que se abrirá, una vez estacionado el transporte, se puede apreciar la histeria colectiva, queriendo entrar todos a la vez con la misión de ganar un asiento para poderse sentar. No importa si una mujer ya sea grande o embarazada se queda parada, porque mi egoísmo me acobija en su manto de la desfachatez, durmiendo plácidamente en un asiento de poliuretano, tampoco importa considerar que el tiempo promedio que nos mantenemos sentados en un día, es más de ocho horas. Quince estaciones son las que debo tomar para llegar a mi destino, me tomaré el atrevimiento de segmentar el viaje en dos partes, la primera parte se encuentra la zona de fabricas e industrias mientras que la segunda parte, la zona de corporativos y conglomerados. El tiempo promedio que hago en dicha travesía diaria es de treinta minutos, de los cuales puedo apreciar tantas cosas en un viaje, por ejemplo la convivencia entre el obrero (véase como persona que tiene por oficio hacer un trabajo manual o esfuerzo físico y que es empleada por otra persona, especialmente en una industria o en el sector de la construcción y recibe remuneración por ello) con el/la profesionista (véase como aquella persona que puede ofrecer un servicio o elaborar un bien, garantizando el resultado con un reconocimiento de grado universitario, técnico o experto en cierto tema, disciplina o arte).

No se deja esperar la mirada libidinosa hacía la mujer que lleva falda, traspasándola con una mirada intimidante, penetrante y retadora en la que algunos cuantos acompañan con frases antiquísimas de muy mal gusto, el hecho es que varias de las mujeres tienen que soportar dichas actitudes porqué no hay con quien recurrir. Ya que se cansó de ver a la mujer en turno, continúa platicando con su acompañante quién hace llamar “pareja”, con uso ilimitado de palabras altisonantes aunado a su lenguaje soez sin importar las mujeres presentes.  Una cosa, se debe tener cuidado de no tocar absolutamente a nadie pues si la punta del zapato roza con la de otro usuario, éste te regresa una mirada retadora. Como también se debe saber interpretar señales pues cuando alguien quiere pasar, basta con que te vea para que su mirada te comunique que él va a pasar. Aunque no me crean, desconozco el motivo por el cual no logran articular palabras pidiendo permiso para pasar.

Al llegar, se debe fijar bien uno dónde pisa, no sea que pueda encontrarse con un escupitajo o gargajo por lo que podría hacerse alusión a campo de minado alguno, teniendo que maniobrar los pies pasando los obstáculos, entonces se vuelve a arrinconar la gente para subir por las escaleras eléctricas. Paso final, se pueden apreciar dos filas para tomar el bus que me terminará por dejar a mi destino como a muchas personas más y uno que otro obrero.  Dos es el número de filas que hacen la primera (y más larga), es para todos aquellos que gustan de viajar sentados mientras que la otra por su parte es para los que llevan prisa y urge abordar el bus. El tiempo estimado de espera oscila entre los 7 y 15 minutos si es que no llegan los obreros que se meten y hacen una tercera fila, la cual acomodan entre la primera y segunda. No importa cuántas personas se metan, nadie dirá nada y me consta.

Ahí mismo en el bus puede repetirse varias veces la miradilla pervertida hacia escotes y piernas con hostigamiento sexual. Mientras ya puede comenzar a deleitarse uno con “la sinfonía de la bocina.”

Al llegar a mi destino, observo como “El tony” tira su vaso de atole por la calle, mientras que “María” le mienta la madre a “José”. María no recordaba que José le dio catecismo cuando ella tenía nueve años. “Chuchito” le avienta el coche a “Manuel” y el a su vez patea el cofre en contra respuesta. Sólo que Chuchito no sabía que Manuel era el primo del mejor amigo que tuvo que falleció semanas antes en la fiesta de “Fernanda”, misma que le grita “Pendejo” a “Ramón”, sin saber que ramón fue su maestro de civismo en 5to de primaria y “Ramón” que le dio clases de civismo a tus alumnos venía preocupado por el golpe que le dio al carro de “Chuchito” y por escapar no pudo ver cuando “Fernanda” viraba a la izquierda.

El problema no es que hayan olvidado que se conocían, porque si supieran que se conocían hubieran actuado de otra manera… ¿A qué otra manera me podría referir?

 

“… porque aquí es donde vivo y yo ya no soy un pendejo
el que no wachas, los puestos del gobierno,
hay personas que se están enriqueciendo.
Gente que vive en la pobreza,
nadie hace nada porque a nadie le interesa…”

El producto interno bruto “PIB”, es una medida macroeconómica para medir la producción normalmente anual de un país. Se dice que México requiere un crecimiento del 6% anual para tener una buena economía, pero durante el último sexenio apenas si pasó del 2%. (Y el candidato del PRI propone un 3%, pero eso lo dejamos para después.) En materia de educación se destinó este año el 0.62%; cuando lo deseable sería invertir por lo menos el 1%. En el caso de ciencia y tecnología la inversión en el 2011 fue de 0.34% y para el 2012 fue de 0.36%.

Título de ésta entrada inspirada por
Autor: Molotov
Álbum: ¿Dónde jugarán las niñas?
Año: 1997
Origen: Ciudad de México, México