LA NUEVA DROGA DEL SIGLO XXI

– Hola

– ¿Cómo te llamas?

– Facebook.

Por ahí de entre los años 2003-2006, me encontraba en uno de esos tantos viajes hacia Cuernavaca para visitar a mis primos donde en alguna temporada pusieron un establecimiento de renta de computadoras con conexión a Internet, eran seis con Sistema Operativo Windows Me y memoria RAM de 256.

Precisamente uno de esos tantos viajes, tuvieron que pasar escasamente un par de horas para que la inexplicable necesidad dominará mi interior para externar el nerviosismo consumiéndome a cada segundo, teniendo que encontrar el remedio cuál estupefaciente fuese para saciar mi necesidad, la única cura… Conectarme a través de Internet.

El día que experimentaría la irrevocable necesidad adictiva de conseguir una computadora estando fuera de mi lugar de origen, para así poder conectarme y chatear.

En aquel entonces, se utilizaba un mensajero Instantáneo versión 7.5 de MSN. En ese, el usuario podía disponer de multi ventanas como personalizar la interface cambiando el color y tamaño de fuente, cargar, enviar fotografías, videoconferencias (muy lentas por cierto) emoticones y un inolvidable zumbido.

Mi conflicto con las redes sociales es el simple discurso que nos muestra cómo éstas en vez de acercar, alejan más a las personas.

Podría presumirse que aquí en México, la propagación comenzó con My Space (2003), y no mucho tiempo después con Hi5 (red social lanzada en 2004 y que al finalizar el 2007 tendría más de 70 millones de usuarios registrados.) Esta última sería quien le pasaría la batuta a Facebook para que junto con Twitter dominaran éstas, las redes sociales.

El término de red social, se comenzó a denominar masivamente desde 2002 y hasta la fecha son demasiadas, algunas tantas lideradas por Conglomerados importantes.

Aunque, la finalidad es resaltar la intención de la más grande red social conocida hasta ahora, el impacto social y los cambios (daños) efectuados. Cabe destacar el tema bastante polémico pudiendo llegar a ser neo politizado, ya que si juntáramos a todos los usuarios (más de 900 millones de miembros en Mayo de 2012) de Facebook alrededor del globo, sin problema se podría ver al país con mayor población que ningún otro, sí este fuere.

¿ Qué se trae Facebook?

Todo y Nada.

Para exponer mi argumento, bastaré de citar las tres verdades de Facebook.

Verdad #1 (Lo que Facebook quiere que el mundo crea.)

Facebook es un sitio web formado por muchas redes sociales relacionadas con una escuela, universidad, trabajo, región, etc. Para mantenerse al día con sus amigos o compañeros compartiendo fotos, enlaces o vídeos en tiempo real y cualquier persona puede hacerse miembro, lo único que necesitas es una dirección de correo electrónico. En cuanto a privacidad, tienes control sobre cómo quieres compartir tu información y sobre quién puede verla. La gente sólo puede ver los perfiles de amigos confirmados.

Verdad #2 (Lo que la mayoría piensa de Facebook.)

Facebook es una red social importante, aunque uno de los problemas es que al pasar mucho tiempo en ella se muestra una tendencia depresiva, por lo que tienden a reprochar el tiempo perdido. Al ser el único medio de comunicación al alcance de todos los miembros, ya que los usurarios pueden tener la certeza de siempre encontrar algún amigo en línea porque sólo se necesita de conexión a Internet y es gratis (no necesita de suscripción de paga).

Verdad #3 (Quizá la más certera y única verdad.)

Facebook es un negocio lucrativo, intencionado y planificado donde todos los derechos del contenido subido por el miembro, (se entiende que al abrir una cuenta para ser miembro, se aceptan las políticas y condiciones, siendo así que absolutamente todo lo que el miembro sube, postea o comenta en la página, es en pleno goce y acto de sus facultades mentales sin obligación alguna de ser miembro) son cedidos íntegramente a Facebook, siendo únicos dueños de toda la propiedad intelectual y pudiendo hacer goce de esto, la información recabada se vende a compañías de Consumo, Estudios de Mercado, Agencias entre otros. Además, si es que algún miembro ya no decide serlo, basta con cerrar su cuenta. Sin embargo esto no garantiza en que la información se haya borrado, al haber cedido los derechos nada se puede borrar a menos de que el miembro lo haga de manera manual, sabiendo previamente que Facebook hizo una copia de todo su contenido.

Ahora bien, después de haber expuesto la verdad sobre la red social más popular de todos los tiempos, hasta ahora, se considera una manera inescrupulosa de confiar las intimidades de los usuarios y por ignorancia o desinterés, desconocer a donde va a parar dicha información.

Querido lector, permítame preguntarle si podría ser tan amable de hacerme llegar el instructivo de “Cómo usar Facebook de la manera correcta”. Pues  no lo recibí y desconozco la manera idónea de utilizarlo, pudiendo entender lo siguiente:

Celopatía, Espionaje, Egocentrismo, Galantería, Presunción, Introversión, Extraversión, Borderline, Pretensión, Mitomanía, Neurosis, Perversión, entre otros, son (al menos), un conjunto de perturbaciones o anormalidades que describen a muchos de los usuarios.

Me pregunto;

¿Por qué cada individuo que se conoce, sin importar la ocasión ni el momento, tienen que agregarse mutuamente a la red social?

¿Los usuarios sabrán distinguir la diferencia entre Amigo y Conocido?

RELACIONES INTERPERSONALES AFECTIVAS

¿Quién sabe cuántas veces, los nombres de las parejas en relación han aparecido, desaparecido y cambiado, en el rubro de Información Personal o en sus muros durante la historia de Facebook?

Mi hipótesis es la siguiente:

Una pareja se conoce.

Se envían invitación en Facebook y se hacen amigos.

Se enamoran.

Establecen una relación.

La exhiben y presumen en Facebook, ante sus allegados.

Sufren problemas. y se fractura la relación

Deciden terminar.

Se eliminan mutuamente de Facebook.

¿Es todo?

Claro que no, No obstante, faltó el último paso, donde uno de los dos (o los dos), pierden su orgullo y dignidad buscando entrar desde la cuenta de algún amigo o amiga para así Stalkear a la otra persona. (Haciendo su vida más miserable, más ruin, siguiéndose engañándose ellos mismos.)

¿Qué no se trata de eso? ¿De Espiar, De Stalkear, De Chismear?

¿Cómo se llama cuando miras todas las fotos disponibles de su perfil?

¿Cómo se llama cuando lees todos los comentarios que le escriben y que escribe?

¿Cómo se llama cuando entras al muro de sus amigos?

¿A quien o quienes tratan de sorprender con lo que escriben?

¿A partir de cuándo, El botón de Like pudo sustituir al diálogo?

¿A partir de cuándo, Eliminar un contacto podía asegurar al miembro eliminarlo de la vida real?

¿A partir de cuándo, Entre más contactos se tuviesen, en mejor persona que convertía?

¿A partir de cuándo, Se le tiene que preguntar a un amigo con una amistad de muchos años si este quiere aceptar una invitación para ser amigos?

Pienso que el Eslogan de la página tendría que ser; “Encuentra amigos en común e Incrementa tu número de amigos” (Crees que eres más popular, pero la verdad es que te vuelves más antisocial y patético.)

Soy usuario de Facebook desde 2007. He cerrado y vuelto a abrir la cuenta una decena de veces. En la vida real quizá tengo no más que cinco amigos, aunque en Facebook tengo más de 299.

La adicción que en las masas genera estar en la página de Facebook, ¿Algún día terminará, se renovará o recordarán lo que era tener diálogo y sentir a la gente lejos de una conexión a Internet? Ha pasado más de una década desde que este tema se popularizó, pero mi pregunta seguirá siendo, ¿Las futuras generaciones seguirán la tendencia o aprenderán a comunicarse, cómo tiempo atrás se hacía?

Respecto a Twitter,  pienso que  no se necesitan 140 caracateres para escribir lo que pensamos.

Anuncios

5 comments

  1. Todos fuimos victimas de facebook por que encontramos una necesidad de tener una cuenta en algún momento de nuestras vidas pocos saben por que realmente la crearon.

    1. Retomando tu comentario, todos somos víctimas de facebook porque buscamos la manera de simpatizar y compartir de lo más extraordinario hasta lo más banal con nuestros semejantes.

  2. Es como la Coca Cola… hace daño pero qué rica sabe.
    Pues sí, Facebook es la nueva droga, el efecto que produce te eleva y luego te deprime. Se vuelve una necesidad.
    ¿Y en qué nos transformamos? Sólo en un usuario más de ésta red social.
    ¿Y luego? continuamos con una vida monótona… a la que pretendemos darle sentido publicando un estado que sea la sensación, un estado vacío y lleno de temores, un estado que la gente envidie. Pero si pensáramos en el ser humano que somos (no en el que queremos ser a través de la red); si nos detuviéramos un poco para autoanalizarnos desde una perspectiva exterior… entonces veríamos a un ser abandonado pasando las horas frente al monitor, perdiéndose la dicha de disfrutar la compañía de otro mortal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s